Un nuevo reto: Parquets Nadal en el Palau de Pedralbes

 

Hay una frase que en Parquets Nadal nos gusta mucho. Siempre nos ha gustado. Tanto, que forma parte de nuestra filosofía. Es breve y concisa. Fácil de encontrar en cualquier manual de marketing, pero… no tan fácil de llevar a cabo como en Parquets Nadal sabemos hacerlo. Esta es: a grandes retos, grandes soluciones.

¿Y por qué toda esta explicación? Por una razón: nos gusta responder a los retos. Que confíen en nosotros para, con la madera, nuestras ideas y nuestra experiencia, poder aportar soluciones a los diferentes encargos que recibimos. Así lo hicimos en las restauraciones históricas de lugares tan emblemáticos de Barcelona como el Palau Güell o la Casa Batlló y así lo hemos hecho en el Palau de Pedralbes.

Por recomendación de trabajos anteriores, se nos contactó para la sustitución de una cenefa dañada de la sala noble del Palau de Pedralbes. El valor arquitectónico e histórico del edificio convertía esta tarea en un encargo necesario de la capacidad y la sensibilidad suficiente para cambiar la cenefa por una réplica fidedigna. Después de analizar el encargo, aceptamos la tarea e iniciamos las tareas de fabricación de la réplica a medida, como no hubiese podido ser de otra manera, en nuestros talleres de Arbeca.

No obstante, la sustitución de la cenefa no fue el único encargo al que respondió Parquets Nadal. A través de un análisis previo, se determinó que el rosetón central de la sala también estaba muy desgastado y deteriorado. Finalmente, el rosetón fue restaurado por nuestros operarios mediante un procedimiento de consolidación de las piezas sueltas, reforzándolas con resina y masilla para, a continuación, proceder a su lijado superficial sin dañar la madera y, finalmente, aplicar una capa considerable de barniz ecológico.

Una vez más, en Parquets Nadal estamos orgullos de que se haya confiado en nosotros para ser la empresa que se haya hecho cargo de esta sustitución y restauración en un edificio de la majestuosidad y serenidad como el Palau de Pedralbes, custodiado por unos jardines afrancesados e ingleses de gran belleza.