Parquets Nadal en el Parlament de Catalunya

El confort, la solemnidad y la elegancia. Tres características que dotan de encanto y de personalidad los distintos espacios en los que uno puede encontrarse. Mediante la elección de la decoración, del mobiliario, de la distribución, de los colores y, también, del pavimento, es como se puede dotar a una atmosfera con estas tres características.

Pero, como en todo, el tiempo termina pasando factura. Los pavimentos, en general, no son ajenos al desgaste, como tampoco lo son, en concreto, los más elegantes y confortables: los de madera. Pero existen múltiples soluciones para preservar el confort, la solemnidad y la elegancia que aportan los suelos. Una de ellas es la restauración y, en caso que el pavimento este muy desgastado, la substitución –sin alterar la atmosfera diseñada para que defina un espacio–.

En el Parlament de Catalunya existen varios espacios con un estilo determinado y marcado que les dota de carácter. Cuando se consideró que el desgaste de los pavimentos de madera de algunos de los despachos y de la Sala de l’Hemicicle –que tantas veces hemos visto en la televisión– necesitaba ser analizado, se confío en Parquets Nadal para llevar a cabo la revisión de tales suelos y, cómo no, aportar soluciones a su deterioro.

Finalmente, el pasado verano se trabajó en la sustitución del pavimento muy deteriorado de tres salas: en dos de ellas fue remplazado por un nuevo parquet en espiga pero siguiendo el diseño del ya existente, uno con madera de roble y, el otro, con madera de pino melis. El otro suelo que necesitaba ser substituido fue remplazado por un parquet de merbau monolama. En espacios con el parquet deteriorado, este pudo ser restaurado mediante un proceso previo de pulido y barnizado con productos ecológicos de base acuosa.

Posteriormente, Parquets Nadal volvió a trabajar en el Parlament de Catalunya para la restauración del parquet de otra de las salas y, también, del pavimento de madera de uno de los espacios más emblemáticos de la política en Catalunya: la Sala de l’Hemicicle.

Una vez más, en Parquets Nadal nos sentimos orgullosos de poder contribuir, con nuestro trabajo y haciendo lo que más nos gusta, a la restauración o substitución de algunos de los suelos de madera de los edificios más característicos de Catalunya.