Anatomía de la madera: del árbol al parquet

Los parquets de madera son uno de los suelos de más calidad debido a la materia prima con la que están formados. La madera es una materia prima que proporciona una calidez y elegancia que ningún suelo sintético puede lograr. No obstante, ¿conocemos en profundidad las propiedades de este material? ¿Qué hace del parquet uno de los suelos más reconocidos para los hogares?

La madera proviene de los árboles y éstos están formados por una estructura de células que constan de membrana celular, protoplasma y núcleo. Mientras que la membrana o pared celular es la encargada de retener la celulosa que otorga la rigidez y forma definitiva a la madera, el protoplasma aporta las sustancias vitales para la célula, como es el caso de la clorofila que permite la fotosíntesis. 

Por otro lado, la unión de las células generan el tejido y, a su vez, los tejidos forman la masa leñosa. Con el conjunto de vasos celulares que se comunican entre sí, se fabrican las fibras apreciadas como haces leñosos o vetas en la madera. 

Una breve radiografía

Las células deben cumplir diferentes funciones, encontramos células conductoras, células de sostén, células de almacenamiento y células traqueidas.

  • Células conductoras: llevan el agua y sales minerales desde la raíz hasta las hojas donde se transforma por fotosíntesis en alimento y sustancias de reserva. 
  • Células de sostén: son las que dan rigidez al árbol, de membrana gruesa, se encajan unas con otras. 
  • Células de almacenamiento: guardan las sustancias que permiten la floración del árbol en primavera. Se disponen en sentido ascendente en toda la masa leñosa. 
  • Células traqueidas: tienen una función mixta, dan resistencia al árbol y cumplen con la función de los vasos capilares. Estas diferencias y las variaciones en la estructura, coloración y porosidad le dan a cada especie un aspecto particular. 

La madera procesada y el control numérico 

Como vemos, cada árbol es diferente y, por lo tanto, cada pieza de madera y cada suelo hecho de este material es único. En esta línea -y con el objetivo de poder encajar cada proyecto- en la industria de la madera se empezó a utilizar el control numérico.

El control numérico es un sistema de automatización de máquinas herramienta que son operadas mediante comandos programados en un medio de almacenamiento, en comparación con el mando manual mediante volantes o palancas. 

Este control ha sido una gran innovación ya que ha permitido adaptar y aserrar piezas de madera de casi cualquier tamaño a las necesidades particulares de cada cliente. Además, este control reduce los tiempos de mecanizado y tiempos muertos, ofrece una gran precisión y, gracias a la versatilidad que ofrece la madera, se pueden ajustar a diferentes dimensiones y formas. 

El resultado de la mecanización de madera con control numérico resulta muy preciso y puede hacer prácticamente cualquier transformación. 

Tipos de madera para parquet

La madera para el parquet es un material clásico ideal para cualquier hogar. Los tipos de madera con los que puede estar fabricado son múltiples: 

  • Madera de roble: es la más utilizada en pavimentos. Es muy resistente y de larga durabilidad, además, sus tonalidades marrón claro hacen que encajen con cualquier tipo de decoración.
  • Madera de haya: es más blanda que el roble y se caracteriza por ser de color muy claro. Su uso está muy extendido, aunque ha perdido auge en los últimos años. 
  • Madera de pino: utilizado, en especial, para tarima maciza o para las capas no visibles de los parquets multicapa. Es una de las maderas menos costosas. 
  • Madera de cerezo: se trata de un tipo de madera que está muy bien valorada. Se utiliza como acabado de tarima flotante y su precio es más elevado que otras maderas. 

Escoge el mejor parquet de la mano de Parquets Nadal, ¡contacta con nosotros!