cuidar el parquet de madera

Cómo cuidar el parquet de madera y posponer su deterioro

Cómo cuidar el parquet de madera y posponer su deterioro

Los suelos de parquet son los grandes aliados de la decoración debido a su elegancia, diseño y calidad. No obstante, debemos tener en cuenta cómo cuidar el parquet de madera ya que este tipo de suelo requiere unos cuidados y tratamientos especiales para que su aspecto no se deteriore con el tiempo. 

Uno de los aspectos esenciales es reconocer si nuestro parquet requiere de un ligero mantenimiento o si, por lo contrario, debemos proceder a una reparación del suelo. Por una parte, encontrar tablillas levantadas, rotas o fragmentadas son claros signos de que necesitaremos reparar el parquet. 

En cambio, otros problemas como pérdida de brillo, desgaste o manchas pueden solventarse con un buen mantenimiento o procesos como el acuchillado y barnizado. 

Sin embargo, lo primero que hay que saber para poder cuidar correctamente un parquet es conocer las características de cada tipo de suelo ya que, por ejemplo, no exigen el mismo tipo de cuidado los suelos de parquet de madera maciza que una tarima flotante multicapa. 

Parquet de madera natural

Los parquets de madera natural son, sin duda, uno de los mejores suelos que podemos instalar en un hogar o establecimiento ya que aportan calidez y hacen que el espacio sea acogedor y elegante. No obstante, este tipo de suelo requiere de unos mínimos cuidados. 

El mejor método para cuidar el parquet de madera es limpiarlo con una bayeta humedecida con agua y vinagre. Se desaconseja la aplicación de cera, ya que con el tiempo acaba creando una película opaca muy difícil de eliminar. 

Uno de los aspectos más atractivos de los suelos de madera natural es su material vivo, palpable, que dota el hogar de una calidez particular. Para disfrutar de nuestro suelo de madera, hay que ir descalzo. En esta línea, es aconsejable evitar andar sobre ellos con calzado de calle – sobre todo si es con tacones – ya que es más fácil que el suelo se raye. 

Parquet macizo

Fabricados a partir de madera natural, se convierten en la elección más tradicional de suelos de madera. Es muy sensible a la humedad, por lo que la mejor herramienta para limpiarlo es una mopa seca. 

Este tipo de parquet está hecho de madera maciza, así que podremos lijarlo de manera periódica para que tenga un aspecto nuevo como el primer día. 

Tarima flotante

Una gran aliada para los cuidados de una tarima flotante es la aspiradora. También es importante fregar semanalmente este tipo de suelo con un jabón neutro o usar bayetas y fregonas humedecidas con agua y vinagre. Es importante que estén bien escurridas para no dejar manchas de humedad. 

Por otro lado, se deberán evitar los productos agresivos, especialmente los que contienen ácido en su composición, ya que elimina el brillo.  

Proteger para posponer la restauración 

No existe mejor solución que una buena prevención, así que es recomendable proteger nuestro parquet de forma pasiva con algunos elementos como colocar un felpudo en la entrada, topes y fieltros o protectores de sillas de ruedas. 

Para alargar la vida útil del parquet de madera también serán importantes pequeños gestos, como humedecer el suelo de madera una vez a la semana para que mantenga un grado óptimo de humedad y no se reseque o pasar la mopa en seco o húmeda para el día a día.  

¿Tu parquet requiere de cuidados específicos o restauraciones? En Parquets Nadal te ofrecemos los mejores parquets de madera. ¡No dudes en contactar con nosotros!



Abrir chat
1
Contáctanos ahora
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?