Consejos

Consejos generales para la conservación del suelo de madera

CONDICIONES AMBIENTALES | MEDIDAS PREVENTIVAS | CUIDADO DE LOS SUELOS BARNIZADOS | CUIDADO DE LOS SUELOS ACEITADOS

CONDICIONES AMBIENTALES


La conservación del suelo de madera empieza para mantener las condiciones ambientales adecuadas:

  • • Una humedad relativa ambiental en valores entre el 40% y el 65%
  • Una temperatura entre los 18ºC y 25ºC.

•Estas condiciones no sólo redundan en las mejores prestaciones de estabilidad de nuestro suelo de madera, sino también son las consideradas idóneas por la Organización Mundial de la Salud, para la aclimatación de los ambientes donde vive y trabaja el ser humano.

MEDIDAS PREVENTIVAS


“La suciedad más fácil de limpiar es la que no entra”.

Asegure la limpieza desde la zona de entrada, dotando de alfombras y esteras de limpieza adecuadas: esto prolongará en grande medida la vida de su suelo de madera, minimizando las horas y productos de mantenimiento y limpieza a emplear:

  • • Una rejilla para raspar la arena y pequeñas piedras de los zapatos.
  • • Una alfombra / textil para la humedad y el polvo y suciedad. “Evite marcas innecesarias.”
  • • Tapas de fieltro en las patas de los muebles ayudan a preservar el buen aspecto del suelo, evitando rayas.
  • • Las ruedas de las sillas tienen que ser blandas, para no marcar su perfil.
  •  Algunos metales reaccionan con algunas maderas, decolorándolas: tenga la precaución de poner tapas para que no entren en contacto.

CUIDADO DE LOS SUELOS BARNIZADOS


Limpieza

Nuestro barniz provee de una superficie lisa y protegida en el suelo. Es suficiente pasar el aspirador y de vez en cuando limpiarlo con un trapo ligeramente húmedo. Utilice un jabón neutro con un valor pH no superior a 8.

El agua y los líquidos derramados tienen que secarse con rapidez, para evitar que penetren entre las juntas de las tablas, si no se trata de un parquet barnizado ‘in situ’.

Mantenimiento

No recomendamos aplicar productos para el mantenimiento del suelo de madera (tipo “polish”), pero si lo hace, tenga en cuenta las instrucciones del fabricante.
Normalmente, la aplicación de este tipo de productos de mantenimiento impide el rebarnizado si no se escama a fondo el suelo.

Reparación y restauración

Las operaciones de restauración y reparación tiene que efectuarlas un profesional, para conseguir unos resultados adecuados.
Procure realizar las restauraciones del barnizado antes de desgastar completamente la capa de barniz: redundará en un mejor aspecto y prestaciones de su suelo de madera.

CUIDADO DE LOS SUELOS ACEITADOS


Los suelos aceitados o con aceite más cera dura (Hardwax Oil) los dejamos listos para su utilización en el momento de la instalación..
En caso de que el suelo vaya a estar expuesto en un fuerte desgaste, consulte nuestras instrucciones especiales para la protección de suelos aceitados.

Los parquets aceitados con Hardwax Oil están tratados con dos productos que, en combinación, procuran la superficie y las calidades que deseamos para el suelo. En el fondo se ha aplicado un aceite y arriba un tratamiento con cera dura y aceite.

Limpieza

La limpieza diaria tiene que hacerse con métodos en seco, como por ejemplo, aspirador.
En caso de necesidad, frotar el parquet con un trapo húmedo pero muy bien escurrido. El suelo tiene que mojarse apenas. Puede utilizar un jabón para suelos aceitados, que sea neutro (con un valor pH no superior a 8).
La frecuencia de limpieza del suelo depende del tránsito y de la suciedad. Una limpieza periódica impide que la suciedad permanezca en la superficie aceitada. Por otro lado, la limpieza del suelo va gastando la capa de cera y, por esto, tiene que aplicarse nueva cera de vez en cuando.

Mantenimiento con cera de Mantenimiento

1. Limpie bien el suelo con el jabón limpiador. Si queda suciedad cuando se realiza el trabajo de mantenimiento, resultará mucho más difícil quitarla después.

2. Aplicación la cera de mantenimiento en una parte libre del suelo. Se consumen de 1 a 2,5 dl por 10m2 de parquet.

3. Reparta la cera de mantenimiento con un trapo limpio, levemente humedecido. (La humedad hace que el trapo/trapo de hilo no absorba una excesiva cantidad de cera, lo cual aumenta el rendimiento). Proceda en sentido longitudinal de las tablas.

4. Deje secar el suelo antes de pisarlo. Evite pisarlo con calzado de calle, las primeras 24 horas después de la limpieza. Tenga en cuenta que para que la cera de mantenimiento adquiera una resistencia total a la suciedad, pasarán de 1 a 2 semanas.

El mantenimiento tiene que efectuarse entre 1 y 2 veces al año. Es aconsejable realizar el primer trabajo de mantenimiento inmediatamente después de colocar el parquet. Este primer mantenimiento tiene que hacerse en todo el suelo y si lo realiza inmediatamente después de colocar el parquet, tendrá la ventaja de no tener que correr los muebles. Además, desde el principio obtendrá una protección extra contra la penetración de la humedad en las juntas de las tablas.

Los trabajos de mantenimiento posteriores sólo es necesario realizarlos en las partes de la superficie que más lo necesiten, por ejemplo, zonas de tránsito. Es decir, no siempre hace falta retirar los muebles.
La capacidad de la superficie de resistir la suciedad, su resistencia a la humedad y al uso, mejorarán cada vez que se realice un trabajo de mantenimiento. Por esto, la necesidad de mantener el parquet, va disminuyendo con el tiempo.

La necesidad de mantenimiento, depende de muchos factores y varía de caso en caso. Si se realizan limpiezas húmedas frecuentes, el mantenimiento tiene que tener lugar más a menudo, puesto que la limpieza húmeda desgasta la capa protectora. Los parquets expuestos a un fuerte desgaste, como p. ej., las superficies donde se pisa con frecuencia con calzado de calle, requieren un mantenimiento más frecuente.

Las especies de madera claras, blandas y porosas también requieren un mantenimiento más frecuente. Se nota cuando el suelo está necesitado de mantenimiento porque la limpieza se complica cada vez más.