La madera es un material sabio, noble, legendario y poderoso. Utilizado desde tiempos ancestrales para crear diversidad de objetos, es el componente que ha dado forma a la imaginación, el ingenio y la creatividad del ser humano. La unión de la naturaleza y las personas es una relación basada en la alianza del progreso, la tradición, la evolución y el respeto. El parquet, suelo de madera, es un claro ejemplo de este vínculo y es que, nos ha visto crecer y evolucionar como sociedad y, por ello, es capaz de narrar nuestra historia

suelo de madera

Los suelos de madera se caracterizan por múltiples aspectos y nos proporcionan multitud de beneficios, pero queremos destacar su durabilidad. La madera es un material fuerte y noble. Su resistencia nos permite tener la tranquilidad de que formará parte de nuestro hogar por muchos años, pasando por diferentes generaciones, siendo parte de la familia y de los sucesos que en ese lugar acontezcan.

Los profesionales que trabajan con madera saben que el suelo hecho con este material es capaz de explicar sin palabras quién habita en ese lugar. De la misma manera que las líneas de nuestras manos muestran nuestro destino, el suelo de madera es capaz de vislumbrar nuestra personalidad y narrar nuestras historias.

La madera siempre ha formado parte de nuestra historia y nosotros la seguimos estudiando día a día con pasión, descubriendo continuamente un nuevo secreto e infinidad de propiedades. Los suelos de madera son, por tanto, la unión perfecta entre las personas y la naturaleza: vida, admiración, respeto, cultura, tradición, arte e innovación.

Toquemos madera…

 “Ojalá… toquemos madera”. La buscamos cuando necesitamos estar acompañados y acompañadas de la buena suerte. ¿Por qué? Porque sabemos que está ahí cuando la necesitamos.

Fuertes y resistentes, son parte de la familia, del hogar, de tu lugar de trabajo, de ese sitio tan especial… Acompañan los primeros pasos de los más pequeños. También juegan al pilla-pilla, al escondite, son los cimientos de los castillos construidos con piezas y se pueden convertir en lo que la imaginación de un niño desee: un inmenso océano surcado por piratas, una alfombra mágica, un prado donde rodar haciendo volteretas… Cuando crecemos, nos sostiene en los días más duros, refugiados en ese rincón donde nos sentimos protegidos. Baila mientras vibra junto a nuestros taconeos. Nos empuja a salir al exterior y comernos el mundo.

El suelo de madera es suerte, vida, calidad, dureza, fuerza y resistencia. El mejor aliado con el que compartir nuestros lugares preferidos, los más especiales.  

¿Por qué elegir suelo de madera?

En primer lugar, debemos tener presente que la madera es un material único, creado por la sabiduría de la naturaleza y diseñado por el paciente tiempo. La maestría que caracteriza a la Tierra nos permite crear obras de arte en nuestros suelos.

La madera ha sido capaz de guiar las mentes más brillantes, dando vida a una amplia variedad de inventos. Ningún otro material ha entrelazado tan íntimamente sus sucesos con los del ser humano.

Una de las razones por las que en Parquets Nadal nos apasiona trabajar con este material y crear suelos de madera es porque se trata de una materia prima inagotable con impacto cero, teniendo como filosofía el respeto hacia la naturaleza.

A diferencia de muchas otras materias primas, como por ejemplo los yacimientos de piedras, metales o combustibles fósiles, la madera es un recurso potencialmente inagotable ya que se alimenta de energía solar y del agua de la lluvia. Ciertamente, la madera tiene un ciclo de vida lento, pero totalmente ecológico y continuamente renovable, si se acompaña de una gestión responsable del patrimonio forestal.

En Parquets Nadal nos mueve la pasión y este principio nos hace trabajar realizando siempre un consumo responsable de la madera. Para crear suelos de madera de la forma más sostenible seguimos una metodología de trabajo que combina procedimientos artesanales y tecnología.

Además de ser un procedimiento de trabajo respetuoso con el medioambiente, esta forma de trabajar la madera nos permite crear diseños a medida. Analizamos las peticiones de los clientes y podemos crear el suelo de madera que se ajuste específicamente a sus gustos y necesidades. Desde la asesoría inicial, pasando por el diseño, la producción, la instalación y el mantenimiento, creamos piezas únicas que se ajustan a cada proyecto, mostrando la personalidad de cada persona y cada estancia. El suelo de madera narra la historia del lugar.

Tipos de parquet de madera

La definición técnica de parquet es la de un suelo o pavimento de madera con una capa superior o de uso de un espesor mínimo de 2,5mm antes de su instalación. Esta descripción está recogida en la norma Europea EN 13756 que especifica que por debajo de este espesor, se denominan revestimientos de madera.

Existen diferentes tipos de parquet. A continuación, te mostramos:

  • Parquet multicapa: La capa de uso suele ser aproximadamente de 3,5 / 4 / 6mm y el grueso del conjunto de entre 13 / 15 / 21mm. El parquet multicapa está evolucionando continuamente, por lo que se pueden encontrar varios formatos y gruesos.
  • Parquet pegado: El parquet pegado generalmente está compuesto de tablillas macizas de diferentes formatos que se instalan una en una formando diferentes diseños, lineales, espiga, dameros, etc. El modelo más común es la tablilla propiamente dicha, con formatos de 250 / 300 x 50 / 60 x 10mm de grueso también con pieza más grande de 500 x 70 x 15mm.
  • Parquet en paneles: Pavimentos de madera macizos o bicapas, formando figuras geométricas, réplicas de la grandeza de los suelos de madera de época renacentista, barroca, etc. que todavía hoy se pueden observar perfectamente en palacios, castillos, museos e infinidad de casas señoriales donde han perdurado en el paso del tiempo. 
  • Parquet en adoquines: El adoquín es el pavimento de madera hecho con tacos macizos adosados entre ellos, colocados con la dirección de la fibra transversal a la superficie y pegados a la solera. El grueso puede ser variable, con mínimo aconsejable de 15mm, así como su formato, que puede ser cuadrangular, rectangular, etc.
  • Parquet tarima maciza: Pavimento de madera formado por tablas macizas machihembradas por todo su perímetro. Los formatos de la “tarima” son variables, desde 50 a 300cm de longitud con anchos de entre 5 y 20cm, y con gruesos de entre 17 y 25mm.
  • Diseños especiales: Con el parquet pegado, la confección de diseños especiales no tiene límite, puesto que, además de la propia creatividad del diseñador, las empresas especializadas nos proporcionan infinidad de creaciones en forma de cenefas, medallones, centros decorativos, etc.

Si tú también sientes pasión por la madera y quieres que este material sabio, noble, legendario y poderoso sea la base de las estancias de tu vida, ponte en contacto con nosotros. La unión perfecta del ser humano y la naturaleza gracias a los suelos de madera.