La industria de la madera: el proceso de transformación de los parquets

El proceso de transformación de la madera es desconocido para muchos. Si bien el uso de la madera y su aprovechamiento resulta esencial para la constitución de suelos de la mayor calidad y durabilidad, como son, por ejemplo, los parquets, hay que tener en cuenta que la industria de la madera y su producción siguen un procedimiento concreto y complejo. 

En Europa se cortan 735 millones de m3 de madera sin corteza, la mitad aproximadamente en la URSS, la otra mitad entre el resto de los países. De esta última, el 45% se corta sólo en Suecia, Finlandia, Francia y Alemania Federal. Se destaca que el 26% se corta en los países del Este (excepto URSS), 94 millones de m3. 

Del total de madera cortada en Europa, sólo tienen aplicación industrial 585 millones de m3, el resto se trata de leña para quemar (cifras similares se dan en América del Norte). La madera que va a sierra o chapa de Europa, es del orden de los 315 millones de m3 (aproximadamente el 50% URSS y el otro 50% el resto de los países). 

España es el segundo país de la Unión Europea con mayor superficie forestal con un total de 27,626 millones de hectáreas, sólo por detrás de Suecia, que tiene 30,505 millones de hectáreas. Estas dos primeras posiciones se mantienen inalterables desde 1990. 

Superficie forestal

Según los datos recogidos por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística, la UE contaba con 181,918 millones de hectáreas de bosques en 2015, último año con datos disponibles ya que la estadística es quincenal. 

La serie histórica de Eurostat indica que entre 1990 y 2015 no han cambiado ni las cinco primeras posiciones ni las cinco últimas. En el caso de España, su superficie boscosa ha crecido un 7,1% en ese cuarto de siglo y ha pasado de 25,806 a 27,626 millones de hectáreas. 

Desde su origen hasta el producto final

Una materia prima como la madera permite todo un proceso de transformación que va desde el árbol hasta la fabricación de un producto final único, sostenible, natural, ecológico y reciclable. En líneas generales, el proceso de transformación de la madera es el siguiente:

  • La empresa corta la madera del monte, para ello, se tienen que cumplir unos requisitos. La madera que se va a cortar tiene que ayudar a la sostenibilidad del monte, es decir, previamente un ingeniero forestal tiene que haber prescrito su corta para la mejora del conjunto del bosque. 

  • El tronco sin ramas (madera en rollo) se almacena en el patio de la empresa. El tiempo en que estará almacenada dependerá del funcionamiento de la empresa en sí y sus necesidades. Durante este almacenaje se hace una primera clasificación en función de largos, diámetros, calidades y uso final de la madera. 
  • Los troncos se pelan, se les quita la corteza y posibles impurezas que puedan tener, como por ejemplo piedras que se hayan quedado clavadas al arrastrar el tronco. Seguidamente, se cortan y predimensionan con una sierra. Dependiendo del producto final que se va a fabricar con ellos, el proceso y dimensiones de cortar serán diferentes. 
  • La madera se seca para evitar su retorcimiento y que la madera se “estabilice”. 
  • Si es necesario, se realiza un tratamiento en profundidad y un tratamiento en autoclave.
  • Todo esto conformaría la primera transformación de la madera. A partir de aquí, se realizan diversos procesos para llegar a la madera de segunda transformación o para el usuario final. Uno de los productos finales serían los parquets.

    Para comprar parquets de madera de calidad y con una gestión forestal responsable, no dudes en contactar con nosotros.