por que no comprar parquet laminado

¿Por qué no comprar parquet laminado?

Existen muchas dudas a la hora de escoger qué tipo de suelo queremos para nuestro hogar o establecimiento. Los suelos sintéticos tienen un coste más reducido que los parquets de madera y, además, imitan este tipo de material obteniendo un resultado estético similar. Entonces, ¿por qué no comprar parquet laminado?

En primer lugar debemos tener en cuenta que el suelo laminado no utiliza madera, sino que se trata de un revestimiento compuesto por varias capas y una de ellas, normalmente la decorativa, tiene un papel impreso con resinas que imitan la madera. Por lo tanto, crean un efecto de madera natural, pero no son comparables a la auténtica madera. 

El parquet es en sí mismo un gran elemento decorativo y eso es gracias al material natural con el que está fabricado. La madera es un material vivo, que proviene directamente de la naturaleza, por lo que sus resultados nunca conseguirán ser imitados en textura, propiedades y esencia. 

El parquet: un suelo construido para durar

El parquet tiene una serie de ventajas respecto a los suelos sintéticos, entre ellas destacamos las siguientes:

  • Producto natural: como hemos dicho, procede de lo más natural; los árboles y la naturaleza. Además, se invierte la mínima cantidad de energía en su obtención.

  • Aislante: aísla del frío en invierno y del calor en verano, un termorregulador natural que permite un ahorro energético en las viviendas donde está instalado. De hecho, para fabricar un suelo de madera sólo se necesita aproximadamente la décima parte de la cantidad de energía que requieren otros materiales.
  • Larga durabilidad y resistencia: es muy resistente al uso haciendo que el parquet sea todo un proyecto de inversión. El barniz le confiere resistencia al rayado y el sistema de machihembrado lo equilibra y mantiene en su sitio.
  • Limpio: el parquet es uno de los suelos que requiere menos esfuerzo para mantenerse en perfecto estado.
  • Higiénico e hipoalergénico: la madera, por su propia composición, aporta beneficios a la salud mental y física. Por ejemplo, se recomienda su instalación para conseguir habitaciones hipoalergénicas, ya que no crece moho en ellos y tampoco se deposita el polen como en otros suelos.
  • Económico: si bien los suelos sintéticos suelen ser más baratos que los parquets, éstos últimos suelen durar muchos años por lo que, a medio-largo plazo, resultan una inversión con coste económico.
  • Renovable: con un simple lijado queda como el primer día, además, las lamas se sustituyen fácilmente.
  • Estéticamente inigualable: ya lo hemos mencionado, un suelo de madera habla de ti, de tu estilo, de tus valores y de lo que quieres conseguir. Su presencia es inigualable.
  • El mantenimiento: todo son ventajas

    El mantenimiento de los suelos de madera es una de las principales ventajas, así que, si aún te preguntas por qué no comprar parquet laminado, debes saber que, con unos cuidados y mantenimiento mínimos, el parquet durará generaciones. 

    Los suelos de madera se pueden acuchillar y lijar para que recuperen el aspecto que tenían el primer día. Por lo tanto, pueden repararse. Los suelos sintéticos no admiten reparación, es decir, si sufren algún desperfecto no tendremos otra opción que comprar uno nuevo.

    Además, actualmente existen numerosas alternativas para cuidar de tu suelo de madera y mantenerlo siempre como nuevo: productos innovadores y de rápida aplicación que permiten incluso cambiar el color o aspecto del suelo.

    ¿Aún te preguntas por qué no comprar parquet laminado? Parquets Nadal cuenta con una amplia selección de suelos de madera, ¡contacta con nosotros!



    Abrir chat
    1
    Contáctanos ahora
    ¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?