mejor parquet

Modernización de los suelos de madera: el origen del mejor parquet

Sin duda, el mejor parquet para cualquier hogar es el que se puede obtener actualmente: con madera de calidad y sin un coste desorbitado. No obstante, no siempre ha sido así y la modernización del parquet pasa por esta evolución de la madera y los costes. 

La modernización de los suelos de madera empezó en 1906, en Francia, donde se comenzaron a normalizar las medidas de los machihembrados y las diferentes calidades de la madera de roble. De esta manera, se crearon patrones de fabricación de unas tablas a las que llamaron “Machihembrado París”. 

Sin embargo, entre 1920 y 1930, empezaron a escasear las maderas más usadas, principalmente la de roble. Para poder cubrir la alta demanda, la industria de madera se abrió a nuevas posibilidades y otros formatos. La opción más popular que acabó desplazando por completo al roble fue la madera de pino. 

El parquet mosaico y encolado, toda una revolución

Una vez introducidas nuevas maderas para simplificar los diseños, se buscó la disminución del grosor del parquet. De aquí surge el mejor parquet de los 90; el parquet mosaico, compuesto por cuadros formando un damero. 

Este tipo de parquet permitió diferentes figuras y grecas, pero lo más novedoso fue su sistema de colocación: el parquet encolado. El encolado originó otras figuras lineales similares a las tarimas. Mientras se trabajaban varios formatos de tablilla, se avanzó en el desarrollo de materiales y acabados, así como en distintos tipos de barniz y técnicas para el pulido. 

De las tablas de tarima a los parquets flotantes 

Ya en los años 40, dos empresas llamadas Tarkett y Kährs comenzaron a fabricar un nuevo tipo de parquet que trataba de imitar las tablas de tarimas con el acabado de fábrica. Esto dio lugar al parquet flotante, un suelo que descansaba sobre la superficie, sin encolarlo, con una capa noble únicamente en la parte superior. 

El resto de capas se encolaban entre ellas formando un listón, junto con una chapa de contracara que formaba el parquet multicapa, finalmente conocido como parquet flotante de madera natural. 

Este proceso se ha mantenido, pero haciendo mejoras en la fabricación y actualizando los modelos hasta la actualidad. Actualmente, es más fácil y rápido poder disfrutar de un parquet de madera ya que, otra de sus características, es la facilidad y rapidez de instalación que encontramos hoy en día. 

Suelos sintéticos a imitación del parquet de madera

En plena evolución de la industria del parquet, las empresas se centraron en ofrecer acabados más resistentes, que estuvieran orientados a lugares públicos de alto tránsito. En esa búsqueda, la empresa Pergo, en 1979, desarrolló el parquet laminado, una imitación del parquet de madera tradicional.

La capa superior del parquet tenía una gran dureza y su instalación era muy similar a la de los parquets flotantes. El uso del parquet laminado, también llamado como sintético, se ha extendido hasta la actualidad. 

En un primer momento eran tablas machihembradas de aglomerado con dos contracaras melamínicas. La cara superior decorativa estaba formada por una lámina a imitación de los parquets flotantes de madera, que contaba con una película de resina especial para su protección. 

Primeras instalaciones en comercios

Debido a la gran resistencia al desgaste y el poco mantenimiento que requería, este tipo de parquet se empezó a instalar en comercios, aunque se acabó extendiendo como una moda en viviendas particulares. Gracias a un coste menor en comparación del parquet flotante de madera, se comercializó muy rápidamente.

Actualmente puedes obtener un parquet de la mayor calidad para cualquier hogar gracias a los productos de Parquets Nadal. ¡No dudes en contactar con nosotros!