El parquet de madera y su sensibilidad

El suelo, esa superficie que vemos y pisamos cada día y, sin embargo, nunca nos paramos a pensar en ello. Existen muchos tipos de pavimientos, sin embargo, el parquet siempre ha formado parte de nuestros hogares. Tradicionalmente, la nobleza, calidez y procedencia natural de este tipo de suelo ha hecho que siga siendo la mejor opción para hacer de nuestro hogar un lugar acogedor y elegante. 

Entendemos como parquet cualquier tipo de suelo de madera noble que tenga un grosor mínimo suficiente, es decir, que llegue al menos a los 2,5 mm de capa de uso. Tener un suelo de esta anchura nos asegura que el parquet pueda ser acuchillado y barnizado. 

Los suelos de madera se caracterizan por muchos aspectos y nos proporcionan multitud de beneficios, uno de los más destacados su durabilidad. La madera es un material fuerte y resistente, por lo que formará pare del hogar durante muchos años. 

¿Por qué elegir un parquet de madera?

Como hemos dicho, la madera es un material único, creado con la sabiduría de la naturaleza y diseñada por el transcurso del tiempo. Por lo tanto, se trata de una materia prima inagotable y con impacto cero. Además, a diferencia de otras materias primas como los yacimientos de piedras, metales o combustibles fósiles, constituye un recurso potencialmente inagotable. 

La madera tiene un ciclo de vida lento, pero es totalmente ecológica y continuamente renovable si se acompaña de una gestión responsable. Además, la forma en la que trabajamos la madera nos permite crear diseños a medida.

En Parquets Nadal trabajamos realizando un consumo responsable de la madera para crear suelos de la forma más sostenible posible. Creamos piezas únicas que se ajustan a cada proyecto y estancia con métodos artesanales y tecnológicos.

Eficiencia energética del parquet de madera

La madera es un material aislante térmico, por lo que nos ayuda a mantener el calor de nuestra vivienda. En este sentido, cualquier sistema de madera natural representa un buen aislamiento térmico. 

En cuanto a la eficiencia energética, lo más importante es la colocación del material. Por ejemplo, si se trata de una tarima flotante se debe colocar sobre una lámina de polietileno para reducir el ruido de impacto.

Por otro lado, hay que elegir maderas de bosques sostenibles que procedan de profesionales del sector.

Tipos de madera

Todas las maderas tienen unas propiedades distintas, las más presentes en el mercado son las siguientes: 

  • Madera de roble: es la más utilizada en pavimientos y funciona tanto para parquet mosaico y tarima maciza como para acabado de tarima flotante.
  • Madera de pino: es una de las maderas menos costosas. Válida para su uso como tarima maciza o para las capas no visibles de los parquets multicapa. Se utiliza poco para parquets mosaico ya que es una madera muy blanda.
  • Madera de haya: su uso está muy extendido, aunque haya perdido auge en los últimos años. Se usa para tarima maciza y para acabado de tarima flotante. 
  • Madera de castaño: utilizada sobre todo para parquet mosaico ya que es un tipo de madera fácil de trabajar.
  • Madera de cerezo: es una madera que está muy bien valorada. Utilizada como acabado de tarima flotante, es uno de los productos más caros. 
  • Maderas tropicales: se trata de aquellas maderas que aguantan muy bien la humedad. Se usan para todo tipo de pavimientos. 
  • En Parquets Nadal trabajamos con madera de calidad. Nos mueve la pasión y trabajamos siempre un consumo responsable de la madera. Para crear pavimientos de la forma más sostenible, seguimos una metodología de trabajo que combina procedimientos artesanales y tecnología. Si estás buscando los parquets más innovadores del mercado, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!